Saltarse el desayuno pone en riesgo tu salud

¿Eres de las personas que se va al trabajo sin desayunar o solo tomando un café? Te recordamos que comenzar la jornada sin nada en el estómago se relaciona con una menor capacidad de concentración y rendimiento intelectual, peor humor y sensación de cansancio. Además, no hacer la primera comida del día favorece el estreñimiento y aumenta el riesgo de obesidad, diabetes e infartos.

La Sociedad Venezolana de Cardiología señala que ingerir más calorías en las primeras horas del día y menos alimentos por la noche reduce  el riesgo de sufrir infarto de miocardio, un ictus u otras enfermedades cardiovasculares. Destacan que las personas que desayunan todos los días tienen menos riesgo de desarrollar altos niveles de colesterol o presión arterial elevada.

Por otra parte, una encuesta de Medical Health, determinó que las reuniones durante el desayuno son más productivas que las reuniones por la tarde. El 67% de los sujetos están más predispuestos a estar atentos durante el desayuno. El estrés y el mal humor a lo largo de la jornada son el resultado de un desayuno pobre en nutrientes. Pasar demasiado tiempo sin comer hace que se presenten disminuciones en los niveles de glucosa, principal fuente de combustible del cuerpo. Esto no solo implica estar bajo de energías físicas, sino que también se traduce en irritabilidad, falta de concentración y problemas emocionales.

Los cardiólogos recomiendan planificar las comidas con antelación para poder comer de forma saludable ya que, a veces, la improvisación lleva a comer alimentos más calóricos o procesados. Igualmente, niegan que sea mejor comer varias veces al día pero en menor cantidad porque, al final, esas pequeñas comidas acaban siendo más contundentes.

Se estima que un 40% de la población adulta suele saltarse el desayuno de forma habitual, algo que se ha vuelto más común en los últimos años, debido a que se impuso la costumbre de comer entre horas en lugar de hacer las tres comidas tradicionales. Sin embargo, comer sano, a la hora correspondiente y, sobre todo, no saltarse el desayuno, es parte fundamental de un estilo de vida saludable.

(Prensa Funcamama)

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*