Atención con la hipertensión

Cada 17 de mayo se celebra el Día Mundial de la Hipertensión Arterial. Con esta efemérides se busca que la población mundial tome conciencia sobre la importancia de mantener un estilo de vida saludable y de este modo una presión arterial normal. La presión arterial es la fuerza ejercida contra las paredes de las arterias a medida que el corazón bombea sangre al cuerpo. Hipertensión es el término que se utiliza para describir la presión arterial alta.

Prevención y atención

La hipertensión es una enfermedad silenciosa que durante años puede pasar inadvertida. De allí la importancia de realizarse chequeos médicos preventivos por lo menos una vez al año. Los principales factores de riesgo son: el cigarrillo, la obesidad, el estado del sistema nervioso o los vasos sanguíneos y la contaminación ambiental.

Síntomas. En la mayoría de los casos, no se presentan síntomas, por eso se le llama “El enemigo silenciosos”. La hipertensión arterial se detecta regularmente cuando se acude a un chequeo médico. Debido a que no hay ningún síntoma, las personas pueden sufrir cardiopatías y problemas renales sin saber que tienen hipertensión arterial.

La hipertensión maligna es una forma peligrosa de presión arterial muy alta, los síntomas incluyen: Dolor de cabeza fuerte, náuseas o vómitos, cambios en la visión, sangrado nasal.

Dieta sana

Hacer cambios en su dieta es una forma comprobada de ayudar a controlar la hipertensión arterial. Estos cambios también pueden ayudar a bajar de peso y disminuir la probabilidad de sufrir una cardiopatía y un accidente cerebrovascular.

*Coma alimentos que sean naturalmente bajos en grasa, como granos integrales, frutas y verduras.

*Evite o reduzca el consumo de sal

*Evite o reduzca los alimentos que sean ricos en grasa saturada (más de 20% de la grasa total se considera alto). Comer demasiada grasa saturada es uno de los mayores factores de riesgo para la cardiopatía. Los alimentos ricos en este tipo de grasa incluyen: las yemas del huevo, los quesos duros, la leche entera, la crema de leche, la mantequilla y las carnes grasosas (y porciones grandes de carnes).

*Escoja alimentos de proteína magra, como pescado, pollo sin piel, carne muy magra, carne de soya y productos lácteos descremados.

*Limite el consumo de alimentos procesados y fritos.

*Reduzca el consumo de productos horneados preparados comercialmente (tales como donas, galletas dulces y saladas), ya que pueden contener muchas grasas saturadas.

Control de tensión

Medir la presión arterial periódicamente, es una de las formas más efectivas de detectar hipertensión y otros problemas relacionados, lo que permite disponer de un tratamiento oportuno. El tensiómetro es el instrumento que ayuda a saber el estado de nuestra presión arterial. Sin embargo, hay que saber utilizarlo correctamente.

En caso que la persona presente niveles entre 160/ 100 mm Hg y 179/109 mm Hg, debe chequearse la tensión cada mes. Se considera que se tiene pre hipertensión cuando la persona registra entre 120/80 y 139/89 mm Hg). Si ese es el caso, debe revisarse cada seis meses, pero si presenta menos de 120/80 mm Hg, debe monitorearse cada año.

Recomendación importante: ante cualquier duda o malestar, lo mejor es acudir a consulta médica para hacerse una valoración completa y recibir las indicaciones sobre los cuidados que se deben seguir.

Prensa Funcamama

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*