El cáncer de mama rompe esquemas

Las mujeres que transitan el camino del cáncer de mama cada vez resultan más victoriosas no sólo superando la patología sino ganando espacios y rompiendo prejuicios y esquemas tradicionales.

Ya en la Semana de la Moda de Nueva York realizada en febrero de este año, un grupo de mujeres sobrevivientes de cáncer de mama desfilaron con gran orgullo. La pasarela fue  recorrida por 16 modelos en topless y trajes de seda. Orgullosas lucieron las cicatrices que en sus pechos dejó la mastectomía. Con valentía mostraron al mundo que a pesar de la enfermedad, no habían perdido la feminidad.

Ahora acaba de ser lanzada una campaña publicitaria en España denominada “Miradas”, cuyo slogan es “Te van a mirar pero la mirada que importa es la tuya”.

Para el spot de televisión escogieron como protagonistas a personajes reales que sufren dificultades en su día a día. Entre estos personajes destaca, en uno de los fotogramas, una mujer mastectomizada. La imagen (poco habitual en televisión) consigue humanizar y normalizar el cuerpo de miles de mujeres que han superado el cáncer de mama y, a su vez, busca crear conciencia de que debemos aceptar nuestros cuerpos tal y como son.

El comercial fue realizado por la agencia publicitaria Sra. Rushmore para la marca de lentes  Multiópticas. Se trata de una excelente pieza, creada a partir de un producto relacionado con la salud visual, asociándolo con una manera diferente de “ver la vida”. De manera que le da un giro de 360 grados a la promoción comercial y la humaniza mucho más, con un mensaje de aceptación y de autoafirmación de las personas

La secuencia más llamativa del videoclip y que ha despertado la atención de los espectadores muestra una mujer que lee recostada en un sillón de playa, haciendo topless y mostrando la cicatriz de su reciente mastectomía. Luego su esposo se acerca y le da un beso.

Afortunadamente iniciativas como ésta rompen prejuicios y se corresponde con la defensa de los Derechos Humanos  ya que  todos merecemos sentirnos bellos y vivir a gusto con nosotros mismos, independientemente de lo físico o cualquier característica que pretenda encasillar la personalidad, encaje o no dentro de los estándares habituales de la sociedad.

Prensa Funcamama

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*