Como evitar el dolor durante la lactancia

Muchas mujeres experimentan dolor mientras amamantan cuando son madres primerizas. Estas molestias pueden llegar a ser tan fuertes que son una de las causas principales por las que se abandona la lactancia. Para evitar el dolor y otras molestias, te damos algunas recomendaciones que harán de tu experiencia al amamantar algo agradable.

Lo primero que debes saber es que sientes ese dolor porque en las primeras semanas de lactancia las mamas se llenan de leche y se congestionan. Para evitar esto, debes darle el pecho a tu bebé con más frecuencia o usar un extractor de leche.  De esta forma, evitarás que el líquido se acumule y obstruya los conductos.

Si no haces nada para solucionarlo puedes sufrir de una infección llamada mastitis, lo que hará que las mamas te duelan de forma insoportable, se pongan rojas y calientes. También puede causarte náuseas y en algunos casos fiebre. Si permites que esto suceda, tendrás que tomar medicamentos y suspender la lactancia de tu bebé.

Claves para evitar el dolor

*Usa un sostén adecuado. Asegúrate de esto, ya que tus mamas se ponen más grandes de lo normal durante la lactancia y su tamaño cambia varias veces al día, dependiendo que estén más o menos llenos.

*Empieza bien. Cuando amamantes a tu bebé, procura comenzar siempre por la mama que sientas más grande o llena para vaciarla.

*Ponte compresas de agua caliente. Cuando sientas molestias o las mamas muy duras, ponte compresas de agua caliente. Puedes usar paños, algodones o dejar que caiga agua caliente en tus pechos durante la ducha. Esto permitirá que sientas un gran alivio y el exceso de leche comenzará a gotear de tus pezones.

*También puedes usar compresas frías, pero cuando hayas terminado de amamantar a tu bebé.

*No duermas boca abajo. Esto solo te causará más dolor y molestias.

*Cuida los tiempos. Procura siempre ofrecer el mismo tiempo de mamar tanto en una mama como en la otra.

*Puedes ayudarte con un extractor. Si tu bebé no ha tomado suficiente leche, procura quitarte un poco con el extractor. Pero recuerda que entre más saques, más leche tendrás porque tu cuerpo la produce de acuerdo a la demanda.

La lactancia es fundamental para un desarrollo correcto del bebé, procura hacerlo bien para darle los mejores beneficios.

Prensa Funcamama

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*