¿Por qué es tan importante el diagnóstico temprano?

Una de las principales maneras de  superar el cáncer es saber detectarlo a tiempo. A veces por estar muy ocupados nos olvidamos de los chequeos médicos anuales y dejamos pasar semanas antes de ir a la consulta si tenemos alguna dolencia poco común. La detección tardía de los síntomas es una de las razones por las cuales los tratamientos no dan buenos resultados. Cuanto más se tarde en detener el avance de las células cancerígenas, mayor será la expansión de la enfermedad por diferentes partes del cuerpo.

La prevención y el diagnóstico a tiempo son dos de las herramientas más útiles para hacerle frente al cáncer. Nuevos medicamentos y tratamientos permiten a las personas afectadas continuar con su vida y eliminar la enfermedad con menos posibilidades de recaída.

Muchos no quieren hablar del cáncer porque les da temor. Sin embargo, estar informados sobre el tema es una de las mejores armas contra la enfermedad. Por eso vale la pena prestar atención a ciertos signos que nos da el cuerpo y que podrían indicar el desarrollo de esta patología. ¿Sabías que tiene síntomas iniciales que muchos de nosotros ignoramos? Veamos algunos de los principales para que estemos más atentos.

*Cambios en las mamas

Cuando se bañan o están frente al espejo, las mujeres pueden hacerse un examen. La aparición de bultos (que se pueden extender hasta las axilas), la supuración desde el pezón, los cambios en la piel o los dolores fuera del período menstrual son síntomas que requieren un chequeo médico.

*Sangrado entre períodos

Durante el ciclo menstrual la mujer puede experimentar un poco de sangrado aun cuando no  tenga la menstruación. Sin embargo, cuando esto sucede muy a menudo y varias veces en el mismo mes puede ser causado por un problema hormonal, el estrés, la inflamación del cuello del útero o cáncer de endometrio.

*Pérdida de peso

Sin hacer ningún tipo de dieta. Si bien adelgazar y estar “en forma” es un sueño para muchas mujeres si sucede de pronto y sin motivo alguno, está indicando una enfermedad. La pérdida repentina de peso puede estar asociado a algún tipo de cáncer.

*Distensión abdominal

El 10% de la población sufre hinchazón regularmente, sobre todo en el caso de las mujeres. Esta dolencia común está relacionada con el síndrome premenstrual, la indigestión o la acumulación de gases. Pero si la inflamación se mantiene durante más de dos semanas (y se descarta el embarazo) y coincide con pérdida de peso o sangrado conviene consultar a un médico para descartar que se trate de cáncer de ovario.

*Moretones repentinos

Si nos golpeamos contra algo o nos caemos es normal tener moratones o hematomas. El problema reside en su aparición sin motivos aparentes o en un proceso muy lento de curación (cuando van cambiando de color hasta desaparecer). Esto puede ser una señal de que las plaquetas y los glóbulos rojos no están sanos e incluso de leucemia que no permite a la sangre transportar oxígeno ni coagular como corresponde.

*Cambios en el aparato genital masculino

En el caso de los hombres, no hay que desestimar los problemas para orinar: necesidad de ir al baño a cada rato, dificultad para comenzar a orinar o poca cantidad de orina. Esto puede ser síntoma de cáncer de próstata, una enfermedad que aparece sobre todo en los hombres mayores de 50 años.

Prensa Funcamama

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*