Mamas con historia: Fuente de vida y misterio

En muchas culturas antiguas las mamas y la leche materna constituyen el origen de la vida o incluso del cosmos.  Para estos pueblos originarios el producto de las mamas era un líquido de origen incierto, a veces, sobrenatural, que servía como combustible para la vida.

Según los pensadores clásicos de Grecia y Roma, nuestra galaxia, la Vía Láctea era un cúmulo de gotitas de leche procedente de las mamas de la diosa Juno.  Para los hindúes, la vida surgió de la ebullición de un océano de leche materna. Mientras que los celtas y los egipcios recurrían a este líquido blanco para elaborar las pócimas con las que creían alcanzar la inmortalidad.

Cuenta la leyenda que Roma nació gracias a que una loba amamantó a sus fundadores, Rómulo y Remo. En el culto religioso de la antigua Roma, Diana de Efeso, era símbolo de la fecundidad, de la vida, la muerte y la resurrección. También se le conocía como la diosa de las cien mamas, aunque otra versión señala que lo que ostenta en su pecho son testículos de toro. Las mamas también alimentaron mitos y misterios en el nacimiento de la cultura occidental.

Arnaldo Rojas

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*