Mamas con historia: Los apuntes de Herodoto

Herodoto, el “Padre de la Historia”, que vivió en el siglo de Pericles (V a.C.), fue una especie de cronista o reportero que se dedicó a registrar, narrar y comentar hechos del mundo antiguo. También es considerado uno de los primeros científicos. En sus escritos encontramos dos relatos muy interesantes.

El primero, ocurrido en la antigua Grecia, cuenta que Demócedes, esclavo médico, de bien ganada fama por la eficacia de sus tratamientos, fue llamado por el rey Darío de Persia, en vista que su esposa, Altosa, presentaba una afección que ningún doctor de la corte había podido tratar exitosamente. Altosa tenía un tumor inflamatorio en una mama. Demócedes lo drenó, le hizo curetaje y seguimiento profiláctico, logrando curarla. Esto motivó la eterna gratitud de la pareja real. El rey Darío le dijo que todo aquello que pidiera le sería concedido. Demócedes sólo pidió su carta de libertad. De esta manera, Demócedes, gracias a la curación de una mama se convirtió en ciudadano libre y su prestigio como médico aumentó. “El mejor de su tiempo”, señala Herodoto.

El segundo relato lo escribe Herodoto tras recorrer toda Mesopotamia en el año 440 a.C. Le llamó la atención que no había médicos en la zona de los ríos Eufrates y Tigris y que los enfermos eran llevados al mercado en busca de curanderos y hierbas medicinales. Aquellos que se curaban tenían la obligación de instalarse por un tiempo en un puesto del mercado con un cartel que indicaba la enfermedad que habían padecido para que todo aquel que pasara frente a ellos les preguntara sobre su caso y cómo lo remediaron. Por cierto, los testimonios de mujeres eran muy pocos, quizás por los prejuicios de un régimen patriarcal. Sin embargo, en ocasiones se exponían, en una tienda aparte, unas mujeres amamantando,  incluso dos niños a la vez. Eran nodrizas ocasionales para pequeños huérfanos o madres enfermas que no podían dar lactancia a sus hijos. “Al contrario de lo que piensan las damas de la aristocracia, estas nodrizas aseguran que amamantar es saludable y mantiene sus mamas firmes y sanas”, comenta Herodoto.

Arnaldo Rojas

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*