Conoce los trastornos de la mama

Pese a que el cáncer de mama es la afección más temida por las mujeres (es la primera causa de mortalidad oncológica en la población femenina venezolana), un 90% de los tumores y otras lesiones de la mama no son cancerosos. La prevención es la clave. Para ello se requiere el chequeo periódico con el médico mastólogo (anual o cuando el especialista lo indique) así como hacerse la mamografía y/o el eco mamario.  Por supuesto, mantenerse alerta y bien informadas es muy importante. Por ello, a continuación y a propósito del Octubre Rosa, ofrecemos un resumen de las principales enfermedades de la mama, tanto benignas como graves.

Trastornos benignos

*Adenoma de pezón. Es una tumoración poco frecuente, de características semejantes al papiloma, y localizada en el pezón o debajo de éste, en la zona inmediata retroareolar. Aparece como una tumoración blanda en ésta zona, con fácil sangrado por el pezón o incluso a veces erosionándolo. Es una lesión benigna, aunque dadas sus características clínicas, debe ser extirpado para evitar el sangrado y para realizar un correcto diagnóstico diferencial con el cáncer.

*Condición fibroquística. Es una condición común, no cancerosa, se caracteriza por las mamas abultadas y dolorosas, que puede empeorar poco antes de la menstruación. Muchos factores podrían causarla, pero el mayor es el cambio en los niveles de muchas de las hormonas del cuerpo, principalmente el estrógeno y la progesterona (las fluctuaciones mensuales de las hormonas con el ciclo de la menstruación).

*Abceso. Inflamación de la mama que suele ocurrir como resultado de una mastitis mal curada (aunque es poco frecuente) o de una obstrucción mamaria que no se ha tratado. También debido a una infección que entra en la mama a través de una grieta en un pezón.

*Mastitis. Inflamación de la mama producida por la obstrucción de los conductos de la leche, en los casos de mujeres en periodos de lactancia. O debido a infección por bacterias, en casos de varones o mujeres que no estén lactando. El síntoma más frecuente es la presencia de una zona inflamada, enrojecida, caliente y sensible.

*Fibroadenoma. Es el tumor benigno más frecuente entre las mujeres menores de 30 años, aunque puede aparecer a cualquier edad. Los fibroadenomas son pequeños nódulos o pequeños bultos de grasa formados por el tejido glandular de la mama y tejido conectivo. La mayoría se detectan al tacto, pero también pueden ser de tamaño tan reducido que es necesaria una prueba médica para localizarlos (biopsia).

*Lipomas. Son bultos de grasa, redondos, movibles e indoloros que se encuentran debajo de la piel, a partir del tejido adiposo.  Su tamaño oscila entre 2 y 10 cm y nunca deforma la mama. Es más frecuente a los 40-50 años y puede calcificarse como los fibroadenomas. El tratamiento se reduce al control clínico y solo se opta por la extirpación quirúrgica si el crecimiento es rápido.

*Papilomas. Son tumoraciones situadas en el interior de los conductos galactóforos (secretores de leche materna). Suelen descubrirse al detectar la mujer o el médico una secreción clara o sanguinolenta que aparece por un solo orificio del pezón. A veces esta secreción es mínima, aunque lo habitual es que sea tan evidente que la mujer encuentre gotitas de sangre en su sostén. Ante la presencia de éste tipo de secreción mamaria es preciso acudir al médico mastólogo, y que éste realice una citología del derrame y/o solicite otra serie de pruebas diagnósticas, como es la galactografía (mamografía realizada tras introducir un contraste a través de pezón, por el orificio secretante). A pesar de tratarse de un tumor benigno requiere, tras ser diagnosticado, un tratamiento quirúrgico. El motivo de la intevención es el confirmar la benignidad del proceso.

*Quistes. Tumoraciones mamarias cuyo contenido es líquido. Son lesiones propias de mujeres al comienzo de la menopausia (40-50 años). Aunque pueden aparecer a cualquier edad; resulta raro antes de los 20 años y excepcional en la menopausia avanzada. Se presentan como tumoraciones bien delimitadas que se diagnostican mediante eco mamario. Su tratamiento consiste en la punción para sacar el líquido y analizarlo.

Mamografía, principal herramienta para el diagnóstico oportuno

Trastornos malignos

*Cáncer de mama.  Aparece cuando las células del epitelio glandular se reproducen de forma incontrolada y muy rápidamente. Estas células cancerosas pueden viajar a través de la sangre y los vasos linfáticos y llegar a otras partes del cuerpo, donde pueden adherirse a los órganos y formar la metástasis. El cáncer de mama también puede afectar  a los hombres. Sin embargo, el 98% por ciento de los diagnósticos ocurre en mujeres.

El cáncer de mama no es uno solo. Hay por lo menos nueve tipos clasificados. Los principales son: Carcinoma “In situ”, ocurre en el interior del conducto mamario, sin traspasar la pared (membrana basal) del mismo, es decir sin invasión o infiltración del tejido que lo rodea. Carcinoma invasivo o inflitrante, proliferación celular maligna que traspasa la frontera natural anatómica del ducto o el lobulillo, invadiendo el tejido circundante. A su vez, cada uno de estos carcinomas, se divide en otros dos tipos: Ductal y Lobulillar. Otros tipos menos frecuentes son el medular, el coloide y el tubular.

Pese a su agresividad, la ciencia médica ha logrado que cada vez se controle y se cure mejor. Además de los avances científicos y tecnológicos, esto ha sido posible gracias a la detección temprana  y el tratamiento adecuado, de allí la importancia de las campañas de información y concientización.

El perfeccionamiento de las técnicas de diagnóstico  (los mamógrafos modernos pueden detectar tumores incuso de menos de dos milímetros de diámetro) y el hecho que la mujeres, al estar mejor informadas y dispuestas a acudir al especialista ante la menor sospecha,  permiten detectar de forma precoz  un número mayor de casos. Sin embargo, la incidencia sigue siendo muy alta así como los diagnósticos en estadios avanzados, sobre todo por posponer el chequeo médico. Así que no lo dejes para última hora. Si no sabes dónde acudir, Funcamama espera por ti!

Información: 0241-8215042 / 0414-4958472 www.funcamama.org  Redes sociales: @funcamama

Prensa Funcamama

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*