Siete mitos sobre el cáncer

Las noticias falsas también han llegado al ámbito de la salud. Las personas afectadas por alguna enfermedad y particularmente las que están  transitando por un cáncer (un 40% de diagnosticados) acuden a internet para buscar información y, a veces, posibles formas de curación.

Ante esta situación, la ONG Masmillan de ayuda  frente al cáncer, en el Reino Unido, tomó la iniciativa de ofrecer un servicio informativo confiable. Para ello, contrató a una enfermera digital, especializada y con amplia experiencia oncológica, que se encarga de atender las consultas en línea y, sobre todo, desmentir las noticias falsas que hacen que las personas tengan miedo y se aventuren a buscar también curas falsas.

Según datos de esta ONG, el 12,5% de  las personas que acuden a internet a buscar información lo hacen porque dejan la consulta médica llenos de dudas. La enfermera Ellen McPake, contratada por MacMillan para acabar con los mitos, refiere que: “Cuando el doctor dice ´cáncer´ las personas se bloquean, después llegan a casa, hablan con la familia y por la noche se sientan frente a la computadora a buscar un sin fin de información online. Siempre se ponen en el peor escenario”.

Entre los mitos más frecuentes que le ha  tocado desmentir, algunos realmente inverosímiles, se cuentan los siguientes:

  1. Con bicarbonato se cura el cáncer

Algunos creen que beber bicarbonato de sodio o incluso tomarlo de forma intravenosa puede curar el cáncer. Hasta ahora, la experiencia ha demostrado que la gente lo prueba porque lo consideran menos agresivo que la quimioterapia o radioterapia. Para algunos puede ser muy peligroso, afecta a sus riñones y puede agravarles.

 2. El azúcar provoca cáncer

Algunas personas creen de forma equivocada que el azúcar es culpable del cáncer. Hay que recordar que la obesidad y el sobrepeso ha sido relacionados con la enfermedad, pero el consumo de azúcar por sí mismo no incrementa el riesgo. Esto lo avala también la prestigiosa Clínica Mayo de Estados Unidos. “El azúcar no hace que el cáncer vaya más deprisa. Todas las células, incluidas las del cáncer, dependen del azúcar en sangre para obtener energía, pero eso no quiere decir que tomar más azúcar haga que las células cancerígenas crezcan más rápido”, apunta un informe he dicho centro médico.

3. La vitamina C cura el cáncer

Falso. Ninguna investigación médica respalda esta creencia.

  1. Sólo afecta a gente mayor

También hay un mito sobre que la gente mayor es la única que contrae cáncer, sólo porque es más común a medida que te haces viejo. La razón es porque se parte del supuesto que a medida que te haces mayor las células sufren mayores daños y eso puede derivar en cáncer. Sin embargo, en las últimas décadas hay un incremento mayor de personas jóvenes afectadas por esta patología.

  1. Los tiburones no padecen cáncer

Una falsa creencia que circula mucho es que los tiburones no padecen esta enfermedad y por tanto su cartílago podría ser usado para curarla. El mito se remonta a 1970 cuando unos investigadores de Florida expusieron a un grupo de tiburones a un alto nivel de un carcinógeno y luego no encontraron evidencia de tumores. Sin embargo, varios estudios realizados no han conseguido probar que el cartílago de tiburón funcione como tratamiento. Además, en 2010 se dio el caso de una hembra de tiburón que habitaba en el zoológico de Indianápolis y a la que se le diagnosticó melanoma.

  1. Los enemas de café curan el cáncer

Fueron muy populares durante un tiempo. Muchas páginas web los anunciaban y prometían que podían proteger el intestino y así curar el cáncer  de colon. Como advierte  la asociación Cancer Reasearch UK los enemas de café están relacionados con infecciones serias, deshidratación, inflamación del colon y desequilibrios electrolíticos peligrosos o incluso, la muerte.

  1. El cáncer es una enfermedad moderna

Existe la creencia que es una enfermedad reciente, casi creada en la sociedad contemporánea. Sin embargo, vestigios de esta patología fueron encontrados en las momias egipcias. A una de ellas, de 2.250 años, se le encontró cáncer de próstata. También se descubrió un tipo agresivo de cáncer en el dedo gordo del pie de restos humanos localizados hace 1,7 millones de años en Sudáfrica.

Fuente: Scientific American

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*