Diagnóstico precoz es el salvavidas

Cada 19 de octubre se conmemora el Día Mundial de Concientización sobre el Cáncer de Mama. El diagnóstico precoz es el mejor recurso para evitar o disminuir los factores de riesgo y salvar vidas.

La incidencia de esta patología no cesa. Con datos de este mismo año, la Organización Mundial de la Salud (OMS) lo sigue clasificando como el más común entre mujeres de todo el mundo: hasta un 16% de la población femenina lo padece. Y el patrón se repite en América Latina.

Según datos de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), este cáncer es también la segunda causa de mortalidad entre las mujeres de América Latina, territorio que incluye a América del Sur, Centroamérica y el Caribe. Cada año se reportan 462.000 nuevos casos y mueren hasta 100.000 personas.

Y las previsiones no son nada halagüeñas. Para 2030 se espera que haya un aumento de la incidencia del cáncer de mama. Por eso la detección precoz es fundamental. Reconocer las anomalías es clave para obtener pronósticos más favorables. Te recordamos los principales síntomas de alerta.

  1. Cambios en la mama

La aparición de un nódulo o el endurecimiento de la mama es una señal típica (pero no la única). Generalmente los cambios no son dolorosos por eso es importante que la mujer se mantenga atenta a un cambio en color de la piel de las mamas, palparse con frecuencia y, sobre todo, después de los 30 años, chequeo anual con el médico mastológo y hacerse eco mamario y/o mamografía (después de los 35 años).

  1. Malformaciones

Además de los cambios en el color de la piel y nódulos, los cambios en la forma también deben alertar. Y aquí hay variantes. Las malformaciones pueden tratarse del hundimiento de uno o los dos pezones, de mamas asimétricas o incluso si el movimiento de mamas es diferente entre uno y otro.

  1. Dolor y secreción del pezón

Si una mama te duele, es señal de que algo no va bien así que intenta identificar más síntomas y acude al médico mastólogo si algo se sale de lo normal, pero recuerda que debes distinguirlo de la molestia o la hipersensibilidad en las mamas que algunas mujeres experimentan durante la menstruación. Otra señal de alerta muy clara es si al apretar el la mama sale líquido del pezón. A veces puede ser sangre, otras un líquido transparente.

En definitiva, lo mejor es que te hagas un chequeo frecuente (por lo menos anual) con el médico mastólogo para consultar cualquier duda y aprendas a conocer bien tu cuerpo.

Si no sabes dónde acudir, Funcamama espera por ti !

Sede Funcamama: Urb. El Viñedo, Calle Las Delicias # 138. Qta. Funcamama. Referencia: Av- Bolívar, detrás del CC Camoruco, una cuadra después de PDVSA.

www.funcamama.org

Redes sociales: @funcamama

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*