¿Por qué las mujeres tienen las mamas tan grandes?

La función de las mamas parece clara a simple vista: alimentar a los más pequeños, al menos así lo es para las más de 5.400 especies de mamíferos. Pero en las hembras humanas las mamas aparecen a temprana edad y se mantienen para toda la vida, sin importar si la mujer está o no lactando. Entonces, ¿para qué las hembras humanas las tienen tan grandes?

De hecho, el Homo sapiens es la única especie de mamífero con mamas permanentes y las más grandes entre todos los primates. Los científicos no han podido dar una clara respuesta a este fenómeno. No es solo que no desaparecen tras el proceso de amamantar o que aparecen sin relación alguna con el embarazo, es que su tamaño es considerablemente más grande que los pechos de otras especies.

La producción de leche para alimentar a las crías es tan importante para estos animales que incluso las glándulas productoras de este nutritivo líquido blanco son las responsables del origen etimológico de la palabra mamífero. Sin embargo, los humanos son la única especie en donde las mamas tienen otra función, esto se evidencia al observar que aparecen durante la pubertad y no se ‘desinflan’ luego de finalizar la lactancia.

Pero ¿cuál es la función evolutiva de esto? De acuerdo con lo planteada por el zoólogo Desmond Morris en su libro de divulgación científica el ‘Mono desnudo’ de 1967, las mamas evolucionaron como un símbolo sexual para reemplazar la parte posterior de otras primates que era más visible durante la ovulación. Asimismo, según esta teoría, cuando nuestros antepasados comenzaron a caminar erguidos, los órganos sexuales ya no eran tan visibles, por lo que los machos no tenían una forma fácil de saber cuándo una mujer era sexualmente madura y los pechos pasaron a cumplir esta función. El problema de esta teoría es que falla en explicar por qué las mamas mantienen su tamaño luego de la menopausia.

Otros científicos argumentan que el gran tamaño de las mamas en las hembras humanas se debe a que facilita el proceso de amantar y permite a la mujer realizar otras tareas al mismo tiempo. Sin embargo, esto no explica por qué aparecen en la pubertad ni por qué se mantienen luego que finaliza el período de lactancia. Tal parece que el tamaño y la función de las mamas en las hembras humanas todavía es un misterio para la ciencia.

Prensa Funcamama

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*