Día Mundial del Donante de Sangre

Cada 14 de junio se conmemora el Día Mundial del Donante de Sangre para agradecer a los donantes voluntarios no remunerados  ya que este sencillo acto salva vidas en todo el mundo, así como para concientizar sobre la necesidad de hacer donaciones regulares para tener acceso oportuno y asequible a sangre y productos sanguíneos seguros y de calidad, como parte integral de la cobertura sanitaria universal y componente fundamental de los sistemas de salud eficaces.

Este día fue seleccionado para conmemorar el nacimiento del  biólogo y patólogo Karl Landsteiner, ganador del Premio Nobel de Fisiología o Medicina en 1930, y descubridor de los grupos sanguíneos.

Las transfusiones de sangre y los productos sanguíneos (glóbulos rojos, plaquetas y plasma) son utilizados en pacientes con afecciones potencialmente mortales, también es común usarla en procedimientos quirúrgicos y en los centros de atención médica materno infantil. La sangre es requerida en lugares donde ocurren desastres naturales o conflictos bélicos.

A pesar de la gran importancia que tiene la donación de sangre, la realidad es que en gran parte del mundo la demanda supera la oferta y los centros de servicios de sangre tienen que lidiar con el problema de buscarla para garantizar su suministro oportuno, su calidad y seguridad. Esto sólo será posible en la medida en que las donaciones sean voluntarias, periódicas y no remuneradas, para ello es necesario grandes campañas de sensibilización en cuanto a la importancia de las donaciones. Los gobiernos, a través de sus programas de salud, deben promover la donación de sangre voluntaria y no remunerada y garantizar los recursos necesarios para la atención de los donantes.

Ser donante muestra lo mejor de cada persona. Además, se trata de un gesto sencillo y para ello tan sólo es necesario ser mayor de 18 años, sentirse bien y pesar más de 50 kg.

Prensa Funcamama

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*