La curiosa historia de la bata blanca

¿Por qué los médicos visten bata blanca? ¿Es funcional o es una cuestión de tradición? Aunque hoy nos parezca de lo más normal ver a un médico con su bata blanca, esto no siempre fue así. Durante gran parte de su historia los médicos no usaron bata blanca sino ropa negra.

Hasta el siglo XIX, el negro fue el color oficial de la Medicina. Era sinónimo de formalidad y seriedad, pero también en ocasiones, los médicos vestidos de color negro representaban la antesala de la muerte. Efectivamente, durante la época medieval un médico parecía más a un clérigo. La mayoría de los tratamientos consistían en remedios naturales, sangrado para desechar la enfermedad y había una fuerte relación con la religión. Todavía  en pleno Renacimiento (siglos XV-XVI), los médicos no gozaban de buena reputación en la sociedad. Se acuñó el término matasanos y fueron culpados de expandir epidemias. En las representaciones de médicos de la época, el blanco de las batas de hoy en día brilla por su ausencia. De hecho, el uniforme médico era una bata negra con máscara en forma de pico, para protegerse de la «peste negra», una epidemia de la época. Sin embargo, semejaban unos zamuros, y con esta apariencia presentaban una imagen lóbrega y bastante tenebrosa.

Mucho no varió el atuendo que vestían los médicos en la época barroca (finales del siglo XVI, principios del XVIII). El pintor flamenco Rembrandt, en su famosa obra “Lección de Anatomía” reflejó entre claroscuros a los estudiantes de medicina y su profesor con ropajes negros y grises. El traje se adaptaba a la moda de la época, pero apenas variaba como símbolo de un colectivo.

No obstante, la medicina, siguió evolucionando en paralelo y a grandes pasos. A mediados del siglo XIX cambió radicalmente cuando una teoría se comprobó: que una gran cantidad de enfermedades eran causadas por gérmenes que son invisibles a simple vista. La medicina dio un salto cualitativo muy importante en relación con la causa de la mayoría de muertes: las infecciones. Poco a poco se fueron dando cuenta que las condiciones higiénicas eran la causa principal. Lo que provocó que las nuevas generaciones de médicos dieran mayor importancia a la limpieza. Esto hizo que la limpieza y la antisepsia se volvieran indispensables en la ciencia médica.

Con el paso de los años los médicos fueron cambiando sus ideas y sus prácticas, así que dieron preferencia a materiales y vestimenta que representara pulcritud. Fue así como las batas blancas se fueron convirtiendo en un referente mundial en el ámbito de la medicina. Hoy en día la bata blanca permanece como icono científico, siendo utilizada ampliamente en hospitales y laboratorios.

Prensa Funcamama

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*