Isabel Zendal, primera enfermera en misión internacional

*Este es el Año Internacional de la Enfermería y por una feliz coincidencia la crisis del covid 19 permite reivindicar la importancia histórica de la primera enfermera que cumplió una misión internacional.
El ayuntamiento de Madrid, España, acaba de anunciar que el nuevo hospital que empezó a construir llevará el nombre de Isabel Zendal. De esta manera, dos siglos después, se le hace justicia histórica a un personaje que fue pilar fundamental en la lucha contra la segunda pandemia que azotó a la humanidad.
El mega hospital, ubicado en la localidad de Valdebebas, atenderá emergencias de epidemias y catástrofes de todo tipo y permitirá descongestionar otros hospitales. Además de honrar a Isabel Zendal, se quiere homenajear al personal de enfermería que actualmente está en primera línea de combate contra el covid 19, incluso exponiendo sus vidas.
¿QUIÉN FUE ISABEL ZENDAL?
Fue la única mujer que participó en la Real Expedición Humanitaria de la Vacuna, comandada por Francisco Javier Balmis, cirujano de cámara del rey Carlos IV (quien ordenó y financió está campaña) y Joseph Salvany, también cirujano.  La expedición, a bordo de la corbeta María Pita, emprendió en 1803 la gran gesta de vacunación masiva contra la viruela en América Latina y Filipinas.
Isabel Zendal, nacida en La Coruña en 1773, fue la enfermera encargada de acompañar y cuidar a los 22 niños huérfanos, de entre tres y nueve años, portadores de la vacuna en sus propios cuerpos. Isabel llevó a su propio hijo, Benito, de diez años, a quien crió como madre soltera. Ella permaneció nueve años de navegación y rutas terrestres para inmunizar a más de 250.000 personas en la primera gran campaña universal de vacunación en la historia de la humanidad. Su papel fue decisivo, arriesgando su salud  por cuidar de los niños día y noche. En 1805, al concluir la expedición, Isabel y su hijo volvieron a México, se instalaron en Puebla y nunca más regresaron a España.
Pese su labor tan importante en la expedición, pasaron muchas décadas para que Isabel recibiera el reconocimiento que merecía. En 1950 fue designada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como la primera enfermera en misión internacional de salud pública de la historia. Un reconocimiento al que sumó el Premio Nacional de Enfermería que, desde 1975, concede el gobierno de México en su honor.
También cuenta con un monumento y una calle con su nombre en La  Coruña. Su historia está plasmada en la película «22 Ángeles» dirigida por Miguel Bardem, y en las novelas «Ángeles Custodios», de Almudena Arteaga, «Los Niños de la Viruela», de María Solar y «A Flor de Piel«, de Javier Moro, la mejor y más completa narración sobre esta fascinante heroína de la vida real.
Aún con todo esto, el papel histórico de Isabel Zendal sigue siendo desconocido para gran parte de la población. Crisis como la del covid 19 sirven también para volver la vista al pasado y ver cómo, en otras ocasiones, el ingenio y el esfuerzo de otras personas, como Isabel, han sabido solucionar situaciones tan dramáticas y complejas como la que vivimos actualmente.
Arnaldo Rojas

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*