No te dejes robar el sueño

Con la pandemia uno de los trastornos que se ha incrementado es la dificultad para dormir. La ansiedad, el miedo, la incertidumbre, el estrés y todas las experiencias emocionales que implican las restricciones y el aislamiento están afectando la higiene del sueño

Al permanecer encerrados en casa y no tener la obligación de levantarnos para ir a trabajar, estudiar u otra ocupación, se alteraron los horarios de nuestras rutinas y, por tanto, la forma en que dormimos. También se afecta la calidad del sueño.

El insomnio está actuando en sus diferentes formas en las personas. Hay quienes no logran conciliar el sueño ya que no logran acallar sus pensamientos, otros suelen despertarse constantemente en la noche, mientras hay quienes simplemente pueden recibir el amanecer conectados al televisor, la computadora o el teléfono.

Este trastorno provoca un deterioro progresivo de la salud en general disminuyendo nuestras capacidades cognitivas, el equilibrio de las emociones, el nivel de atención y concentración, así como el proceso biológico de restauración que debe realizar el organismo mientras descansamos.

Sin embargo, no todo son malas noticias, ya que es posible potenciar la higiene del sueño aun en medio de la pandemia. Si dormimos bien nuestro sistema inmunológico actuará de manera más efectiva y, precisamente, ahora más que nunca necesitamos fortalecerlo.

La higiene del sueño se refiere a los hábitos y actitudes que aplicamos para conciliar el sueño profundo que nos permite descansar para estar activos y rendidores en las actividades del día. A continuación ofrecemos algunas recomendaciones para un buen dormir y mantenernos saludables.

*Disciplina tus horarios de acostarte y levantarte. La consistencia en este hábito es fundamental para evitar el insomnio.

*Ejercítate en casa o al aire libre si tienes posibilidad de hacerlo. La práctica física es un excelente colaborador del sueño profundo.

*Evita las comidas abundantes o pesadas en la noche, busca alternativas ligeras de fácil digestión para dormir a la hora prevista. Trata de cenar antes de las 7:00 pm

*No te excedas en el teletrabajo, mucho menos en la noche. Es recomendable establecer una rutina y horarios para cumplir las obligaciones como si estuvieras yendo a la oficina.

*Convierte tu habitación en un templo del descanso, donde disfrutarás de una de las necesidades fisiológicas más importantes: dormir. Cuida que tu cama esté adecuadamente cómoda y cuida que no tengas interrupciones por el ruido.

*Desconéctate de aparatos como teléfono celular, laptop o tablet, antes de irte a la cama. Es tu momento de descanso. Un buen libro o música relajante facilitarán la serenidad necesaria.

Ilustración: Julie de Warequier

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*