Día Mundial contra la Depresión

Cada 13 de enero se conmemora el Día Mundial contra la Depresión con el objetivo de concientizar, orientar y prevenir sobre este trastorno emocional que afecta a 350 millones de personas en el mundo, siendo considerada como la primera causa mundial de discapacidad   

Hay un trastorno emocional que está ganando terreno últimamente y no parece dispuesto a dar tregua: la depresión. La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que al menos 350 millones de personas en el mundo están afectados por ella, un 18 % más que hace una década.

La depresión Impacta a personas de todas las edades y de manera muy significativa a mujeres, adolescentes, personas con afecciones crónicas y de la tercera edad.

No se debe confundir la depresión con los cambios en los estados de ánimo, ni con las respuestas emocionales momentáneas a los problemas que enfrentamos en nuestra vida diaria.

Entre los principales rasgos característicos de la depresión destacan: tristeza permanente, pérdida de interés o placer en las actividades de la vida cotidiana, aislamiento, trastornos del sueño y del apetito, falta de concentración y sensación de cansancio.

De acuerdo a la intensidad, número y duración de estos síntomas, los estados depresivos se clasifican en leves, moderados o graves. En cualquier caso, se requiere atención médica especializada para su diagnóstico oportuno y tratamiento.

Causas de la depresión

No se ha logrado determinar con certeza las causas. Sin embargo, existen suficientes estudios sobre sus factores de riesgo, es decir, las características y circunstancias que aumentan la probabilidad de caer en depresión. Los más comunes son los siguientes:

*Antecedentes personales y/o familiares con cuadros depresivos.

*Composición química, genética y hormonal.

*Exposición a situaciones estresantes y traumas.

*Problemas económicos.

*Situación laboral difícil o desempleo.

*Pérdida o enfermedad de un ser querido o mascota.

*Rupturas sentimentales, divorcios.

*Enfermedades preexistentes que pueden provocar síntomas depresivos, como el hipotiroidismo, la mononucleosis, entre otras afecciones.

*Diagnostico de una afección crónica o grave.

*Presiones de tipo social como el bullying (acoso escolar), cyberbulling (acoso por redes sociales) o mobbing (acoso laboral).

Tener en cuenta todos estos factores puede ayudar a prevenir, pero también a entender mejor, la depresión. Y nos puede permitir detenerle el paso en su avance.

En Funcamama disponemos de consulta de Psicología para el chequeo preventivo y de control de este tipo de trastorno.   Si no sabes dónde acudir, Funcamama espera por ti   

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*